Legalización del juego en Brasil otorgaría 3000 millones US$

Una de las grandes noticias que esperan los jugadores y la industria para este 2021, es la legalización del juego en Brasil, que podría convertirse en el mercado más importante de Latinoamérica.

Varios pasos se vienen dando en la búsqueda de una legalización, que le otorgaría grandes beneficios a un país suramericano, que tiene necesidades financieras en medio de la crisis por la pandemia del Covid-19.

Dentro de los impulsores de este cambio para Brasil, se encuentra el diputado federal Joao Carlos Bacelar, quien resaltó los beneficios de la legalización para los fondos del Estado, algo que ya se ha visto en otros países del mundo e incluso se tiene un ejemplo cercano en Colombia.

«La legalización del jogo do bicho (tradicional brasilero), el bingo, los juegos electrónicos y las apuestas online proporcionarán entre US$2.600 y US$3.500 millones anuales”, apuntó Bacelar en información del diario A Tarde Salvador.

Además, no solo se puede hablar de unas importantes cifras en cuanto a la recaudación de impuestos, porque también se generarían más de 700.000 puestos de trabajos directos, según diversas proyecciones que manejan los diputados, unos datos claves para darle más fuerza a la economía brasilera.

Mejor momento para legalización del juego en Brasil

Bacelar señaló que en medio de la pandemia, el Estado Brasileño necesita más ingresos para financiar la “Ayuda de Emergencia” a la población, por lo que considera urgente avanzar en la legalización del juego en Brasil para aprovechar el potencial que ofrece la industria del juego.

En este mismo sentido apuntó el senador Angelo Coronel, en declaraciones a Yogonet, al dejar claro que este es el momento ideal para avanzar en la legalización. “Creo que el mejor momento para legalizar el juego… Todos sabemos que en este instante Brasil necesita recursos en la pospandemia para recuperar su economía y hacer frente a los programas sociales. Sobre todo, la ayuda de emergencia”, indicó.

Igualmente Coronel señaló que deben legalizar en Brasil, para repetir los logros que se han visto en otros países. “Cuando uno va a Europa, a los Estados Unidos… varios países observan en el juego, un gran atributo para inflar su PBI. No podemos renunciar a eso y quedar fuera de la historia”, dijo.

En cuanto a los riesgos que puede ocasionar la legalización, el senador afirmó que tienen planteado en el proyecto iniciativas para impulsar el juego responsable. “En el mundo, se tiene alrededor de un 1% de personas que viven en países donde el juego se ha establecido y pueden volverse adictas… No podemos ver eso como un escollo, no podemos pensar que ese 1% se volverá adicta”, acotó.

Por esa razón, Coronel resaltó las campañas publicitarias, que tienen planteadas en el proyecto, para que las personas tengan real consciencia de qué es el juego y evitar los problemas.

Otra voz que surgió en los últimos días apoyando a la industria del juego, fue el presidente del Instituto de Desarrollo, Turismo, Cultura, Deporte y Medio Ambiente (IDT-CEMA), Bruno Omori, quien en declaraciones a la web Tribuna da Imprensa Livre, indicó que estos cambios traerán un impacto positivo.

“Nosotros defendamos la idea de que avanzar en la reglamentación del juego, tendrá un impacto muy positivo la macroeconomía de Brasil”, indicó Omori, quien deja claro que la aprobación podrá permitir crear unas leyes con enfoque liberal y de mercado.

En definitiva, cada vez toma más fuerza la tesis de avanzar rápido en la legalización del juego en Brasil, algo que le dará otra vida a la industria en Latinoamérica, por el potencial económico y la cantidad de población que existe en este país. ¿Cuándo se legalizará el juego en Brasil?